Seis personas fueron detenidas en Ecuador y una en Colombia por presuntamente vender insumos químicos a las FARC para el procesamiento de cocaína, informó el viernes la policía colombiana.

"Logramos asestar un duro golpe a las finanzas de las FARC al atacar la principal infraestructura logística de producción de estupefacientes que poseía ese grupo (rebelde) en la franja que divide a los dos países", explicó en diálogo telefónico con The Associated Press el general Luis Alberto Pérez, director de la Policía Antinarcóticos colombiana.

El operativo se realizó el jueves cuando fueron allanadas cuatro empresas en las ciudades ecuatorianas de Quito y Guayaquil, agregó Pérez.

Las cuatro empresas "servían como fachada para el procesamiento de insumos con destino a los cultivos de producción (de droga) controlados por la columna móvil 'Daniel Aldana'" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), dijo el director antinarcóticos.

Añadió que las cuatro empresas estaban legalmente constituidas pero a espaldas de las autoridades tenían nexos con las rebeldes FARC.

De los seis capturados en Ecuador en la denominada "Operación Sin Fronteras", tres son colombianos precisó Pérez.

Los tres colombianos serán procesados en principio por la justicia ecuatoriana, explicó el oficial colombiano.

Aunque inicialmente las autoridades colombianas dijeron que sus tres nacionales fueron detenidos en Quito y Guayaquil, la policía ecuatoriana dijo en un comunicado que las capturas fueron seis en la provincia de Esmeraldas, en la frontera con Colombia, y una en la provincia de Los Ríos, hacia la costa del Pacífico ecuatoriana.

Dentro del mismo operativo en territorio colombiano fueron localizados y destruidos seis laboratorios para el procesamiento de base de coca. Allí fueron encontradas 11 toneladas de hojas de coca, base para la producción de cocaína.

En su comunicado, la policía ecuatoriana identificó al ecuatoriano Wilmer Jimbo como líder de esta organización.

Los químicos eran llevados a la provincia de Esmeraldas para entregarlas a los procesadores de drogas colombianos, según la policía ecuatoriana.

Las investigaciones preliminares determinaron que en los últimos meses, sin precisar cuántos, se habrían comercializado 320.000 kilos de productos químicos hacia Colombia, dijo la policía.

En la operación participaron 330 efectivos de ambos países y cinco helicópteros, agregó la policía del vecino país.