Perú será anfitrión de la III Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de América del Sur y los Países Árabes (ASPA) el 1 y 2 de octubre, en la que se espera la participación de 32 países, anunció hoy el viceministro de Relaciones Exteriores, José Beraún.

La tercera edición de la cumbre ASPA, que fue postergada el año pasado por las protestas políticas en diversas regiones árabes, contará con la asistencia de 21 países de la Liga Árabe y 11 de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), tras descartarse la participación de Siria y de Paraguay, suspendidos de estos organismos.

"Tenemos la confirmación de la participación del rey de Marruecos, del presidente de Líbano, del presidente de Palestina, del emir de Qatar y el primer ministro de Kuwait", afirmó Beraún durante una rueda de prensa y añadió que esperaba la asistencia de todos los presidentes suramericanos.

El viceministro peruano dijo que pese a que los procesos políticos no han concluido en las naciones árabes, los veía con optimismo.

Beraún también expresó que se tratará en la cita el conflicto en Siria: "Es un tema que está en proceso y no presenta atisbos de solución al corto plazo".

ASPA busca el intercambio recíproco entre sus miembros de cooperación técnica, comercio e inversión en sectores como el manejo de recursos hídricos, la agricultura y alimentación, energía e infraestructura en transportes, telecomunicaciones y turismo.

"Se presenta una gran oportunidad para ambas regiones. No sólo el Perú sino todos los países de nuestra región buscamos aumentar los flujos de comercio, inversión y turismo. Los países árabes, por el contrario, son importadores netos: importadores de productos y de servicios, y por lo tanto existe una complementariedad significativa que tenemos que aprovechar", sostuvo Beraún.

Como parte de la cumbre, también se realizará un encuentro empresarial en el que se estima que participen más de 400 hombres de negocios árabes y suramericanos que debatirán sobre temas de infraestructura, seguridad alimentaria, el futuro de la energía y los recursos naturales.

El gerente general de la Comisión de Comercio Exterior de Perú (Comex), Eduardo Ferreyros, también presente en la rueda de prensa, resaltó que el mercado árabe abarca a unos 320 millones de habitantes "que en 2011 compraron del mundo más de 550.000 millones de dólares y exportaron mas de 770.000 millones de dólares".

"Este foro tiene como objetivo fortalecer las relaciones empresariales entre los países, buscando promover oportunidades de comercio e inversión. Busca servir de plataforma en nuestras regiones para impulsar los negocios, además de la cooperación económica empresarial", manifestó Ferreyros.

El gerente de Comex dijo que esta reunión era una oportunidad para diversificar los mercados internacionales, tras los problemas financieros en la Unión Europea.

Por su parte, Baraún señaló que la Declaración de Lima tendrá en cuenta puntos sobre derechos humanos y género.