Una moneda de 10 centavos acuñada en 1973 le costó a alguien toda una fortuna: fue vendida en 1,6 millones de dólares en una subasta.

Un comprador anónimo es ahora el poseedor de la brillante moneda, dijo Chris Napolitano, presidente de Stack's Bowers Galleries, la cual la remató durante una convención de la Asociación Estadounidense de Numismática. La cuota para el comprador es de 15%, por lo que el precio final de la moneda fue de 1,84 millones de dólares, agregó.

La extraña moneda fue acuñada en Carson City, Nevada, como parte de una serie de monedas de 10 centavos que se produjo sólo un día.

"En términos generales, en el mercado de subasta de monedas, se suele tener a unas pocas personas peleando por obtener algo", dijo el viernes. "En este caso, teníamos a cuatro o cinco compradores ofreciendo más de un millón de dólares, había una gran cantidad de compradores interesados".

La moneda de 1873 se vendió el jueves por la noche. Es parte de la Colección Battle Born, que incluye cada moneda acuñada en Carson City antes de que la casa de moneda cerrara ahí en 1893.

Todas las 111 piezas fueron subastadas el jueves y sumaron un total de 10 millones de dólares.

___

En internet:

Stack's Bowers: http://stacksbowers.com/