El cerrador panameño de los Yanquis de Nueva York Mariano Rivera dijo que está "trabajando fuerte" para regresar a jugar después de su lesión.

Durante su visita al hipódromo de Saratoga Race Course, el líder de salvamentos no puso una ventana de tiempo para su regreso. "No los estoy forzando", sentenció.

El panameño agregó que "estoy haciendo mi mejor esfuerzo".

Rivera, de 42 años, no ha lanzado desde el 3 de mayo cuando se lesionó la rodilla derecha después de una práctica en Kansas City. El mes pasado, dijo que le gustaría regresar esta temporada con los Yanquis, líderes de la División Este de la Liga Americana.

El viernes, la tercera carrera en Saratoga fue nombrada en su honor y apareció en el círculo de ganadores para presentar el trofeo al ganador.