Los mercados financieros en Asia abrieron a la baja el viernes porque los inversionistas se alejaron de los activos de mayor riesgo después de que el comercio de China se contrajera más de lo esperado.

Las cifras, que se conocieron un día después de que China reportó una desaceleración en la venta de autos y la producción fabril, puso de relieve las preocupaciones de que la segunda economía del mundo está sucumbiendo a una recesión económica a pesar de los esfuerzos del gobierno para estimular la economía.

Las exportaciones subieron sólo 1% respecto de hace un año, comparado con la tasa de 11,3% que hubo en junio y menor a las expectativas de los economistas de 5%. Las importaciones bajaron a 4,7%, comparado con 6,3% de junio y también fue menos de lo que esperaban los analistas.

Francis Lun, director administrativo en Lyncean Holdings en Hong Kong, opinó que los datos confirman las preocupaciones de que el sector exportador de China está siendo fuertemente golpeado por la agitación en Europa.

"Estas son malas noticias para la economía china y el gobierno necesitará hacer algo más para estimular la economía", indicó.

En Japón, en índice Nikkei 225 abrió perdiendo 1,2% en 8.867,45 puntos. El Hang Seng de Hong Kong cedía 0,9% a 20.087,71 y en Australia el S&P/ASX 200 bajaba 0,5% a 4.286,70 unidades. El Kospi surcoreano caía 0,2% a 1.937,76 enteros.

Las plazas bursátiles en Singapur, Taiwán e Indonesia abrieron con alzas, pero descendieron después de que China publicó su informe comercial.