El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, miembro de la troika de cancilleres latinoamericanos que esta semana visitó China, subrayó que la nueva relación entre Pekín y Latinoamérica anuncia un futuro mundo multipolar contra un capitalismo que es "cosa del pasado".

"El mundo unipolar dominado por las antiguas potencias coloniales, el mundo del capitalismo decadente en crisis que está azotando Europa no es una opción para la humanidad, es el mundo del pasado. El futuro está en lo que se está haciendo entre China y América Latina y el Caribe", señaló el canciller venezolano.

Maduro se reunió hoy en Pekín con el principal responsable de relaciones exteriores del Partido Comunista de China (PCCh), Wang Jiarui, un día después de formar parte de la troika de diplomáticos venezolanos, chilenos y cubanos que, representando al nuevo organismo CELAC, se reunió con el canciller chino Yang Jiechi.

"América Latina y el Caribe es un polo que apunta a ser una gran potencia, y China es ya una potencia", por lo que el primer acercamiento entre CELAC (siglas de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) sirve para "acercar estos dos mundos emergentes", señaló a los periodistas tras su reunión de hoy.

Maduro insistió en que la creación del mundo multipolar, un punto clave en la agenda electoral del presidente Hugo Chávez, es esencial para Latinoamérica, China y el resto del planeta.

"Es el único que puede garantizar el equilibrio y la paz del mundo y el desarrollo verdadero de los pueblos", aseguró.

El canciller destacó que sólo en el campo comercial, China y Latinoamérica quieren aumentar los intercambios de los 240.000 millones actuales a 400.000 en cuatro años.

En inversiones habrá "una alianza entre empresas chinas y de América Latina y el Caribe para invertir en nuestra región pero también participar de la cadena de valor que se está desarrollando en toda Asia", declaró.

Además de Maduro, encabezaron la primera troika latinoamericana en su primer viaje al exterior (a China e India) el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Alfredo Moreno, y el vicecanciller cubano Rogelio Sierra.

El canciller venezolano también tuvo una agenda bilateral en la visita a Pekín, que incluyó una reunión por separado con su homólogo Yang Jiechi, con quien repasó asuntos de interés común, tales como el lanzamiento del segundo satélite espacial venezolano con tecnología china, previsto para el próximo mes de septiembre.