Millones de hindúes celebran hoy la fiesta del nacimiento del dios hindú Krishna, avatar de Vishnú, con oraciones y peregrinaciones sobre todo en la ciudad donde supuestamente nació, Mathura, en el norte de la India.

La fiesta del Janmashtami conmemora el nacimiento de Krishna, un seductor y travieso dios pastor representado tocando una flauta, hace unos 5.000 años en esa ciudad, situada a unos 135 kilómetros al sur de la capital india.

Hasta allí se desplazaron miles de personas para tomar parte en las celebraciones, que incluyen oraciones y canciones en los templos y baños de sus ídolos con miel y preparados lácteos.

Las celebraciones tendrán su punto culminante a medianoche y, al menos en Delhi, las autoridades han ordenado un despliegue policial por una cuestión de precaución.

Krishna, figura fundamental en el texto sagrado Bhagavad Gita, es uno de los dioses más populares del panteón hindú, y es habitual encontrar en los templos su figura en actitud coqueta junto a la de su amante, Radha.

El dios es considerado un avatar de Vishnú, que junto a Brahma y Shiva forma parte de la trinidad sagrada del hinduismo, la religión que profesa en torno al 80% de la población de la India.