El clavadista mexicano Iván García no se ubicó entre los mejores, pero se clasificó el sábado a la final de la plataforma de 10 metros en los Juegos Olímpicos.

García sumó 497.40 puntos para colocarse como décimo puesto entre los 18 competidores que participaron en la semifinal. Su compatriota Germán Sánchez, con quien ganó plata en sincronizados en Londres 2012, quedó fuera con 477.30 unidades.

Los 12 mejores avanzaron a la ronda final que se realizará por la noche en el Aquatics Centre de esta ciudad.

En la final, García buscará redondear una sólida actuación de México en la fosa de clavados, donde ha habido finalistas aztecas en cada una de las especialidades. Además de la presea de plata de García y Sánchez, sus compatriotas Paola Espinosa y Laura Orozco consiguieron una medalla de ese mismo metal en los sincronizados desde la plataforma, mientras que Laura Sánchez obtuvo el bronce en el trampolín

"Ya sin importar lo que pase más tarde es un gran resultado... pero no es que me conforme, vamos a buscar subirnos otra vez al podio más tarde y por ahora vamos a descansar lo más que se pueda", dijo García a The Associated Press.

La semifinal fue dominada por el chino Bo Quiu quien sumó 563.55 puntos y fue seguido por su compatriota Yue Lin, con 541.80 unidades.

Sánchez perdió la competencia en su tercer clavado, un parado de manos seguido de triple mortal, con el que entró sin vertical a la fosa y recibió una bajísima puntuación de 36.30.

El mexicano cerró fuerte, con notas de 86.10,, 89.10 y 88.80 pero ya no le alcanzó y concluyó 14to.

"Mira, sí hay un poco de tristeza porque, ¿a quién no le hubiera gustado estar en dos finales? Pero no es tanta porque fueron unos buenos Juegos Olímpicos para mí y para México, y ahora le deseo toda la suerte a Iván para en la noche", afirmó Sánchez.