La familia de Jorge Amado agradeció los homenajes dedicados al fallecido escritor brasileño con motivo de cumplirse hoy el centenario de su nacimiento y subrayó que su "figura humana" fue incluso mayor que la de hombre de letras.

"Los homenajes, en Bahía, en Brasil y en el mundo entero, demuestran el amor de la población por nuestro abuelo y cómo la gente se identifica aún hoy con sus historias", dijo a Efe João Jorge Amado Filho, uno de los nietos del escritor, en una conversación telefónica.

Jorge Amado, nacido el 10 de agosto de 1912 en la hacienda Auricídia, en el municipio de Itabuna, en el sur del estado de Bahía, falleció en Salvador una semana antes de cumplir los 89 años, el 6 de agosto de 2001.

Para sus descendientes, Amado siempre fue una persona "simple" que aunque fuera amigo de grandes figuras literarias como el chileno Pablo Neruda o el portugués José Saramago, siempre mantuvo su casa abierta a la gente que quería conocerle.

"La figura humana de Amado era mucho mayor que la del escritor, adoraba estar rodeado de familia", señaló a Efe otro nieto del escritor, Jorge Amado Neto, que ahora es profesor de Derecho Constitucional de varias facultades de Salvador, capital de Bahía (noreste).

Sus nietos recuerdan como Amado siempre escribía en la mesa del salón de la casa, sin camisa y con máquina de escribir, ya que nunca quiso usar las computadoras.

Según Amado Neto, el escritor solía comenzar a trabajar a las ocho de la mañana y lo hacía hasta las doce del mediodía cuando paraba para almorzar, después seguía durante la tarde, al menos otras cuatro horas.

A veces escribía unas veinte páginas por día y luego lo tiraba todo a la basura. Amado decía que "la calidad se consigue con el ejercicio", según explicó Neto.

"Convivimos muchos años con él en su casa de Río Vermelho (barrio de Salvador) y era muy participativo con toda la familia, nos leía sus manuscritos y nos contaba historias de su juventud", dijo uno de los nietos del autor de "El país del carnaval", "Doña Flor y sus dos maridos" y "Gabriela, clavo y canela", entre otras obras.