La esposa de un destacado político chino caído en desgracia era una mujer que sufría depresión bajo medicamento pero cuando temió por la vida de su hijo mató con veneno a un empresario británico, informaron el viernes los medios estatales en lo que apunta como el posible veredicto de culpabilidad y sentencia contra la acusada al término de un juicio de siete horas.

La agencia noticiosa oficial Xinhua, en un despacho de 3.400 palabras que constituye su relato más detallado del escándalo que ha sacudido la dirección política del país, dijo que Gu Kailai y su coacusado "confesaron el homicidio intencional" perpetrado en noviembre pasado en contra de Neil Heywood, socio de negocios de la mujer.

Según el texto, la evidencia mostró que Gu utilizó cianuro para envenenar de Heywood en un hotel en Chongqing; ella sufría depresión y estaba temerosa de que el británico causara daño a su familia, factores que podrían contribuir a que reciba una sentencia indulgente.

El arresto de Gu y la destitución de su esposo, Bo Xilai, quien fue hasta marzo jefe del Partido Comunista en Chongqing, desató la turbulencia política más grande en China desde el sofocamiento en 1989 de las protestas en la plaza de Tiananmen.

El juicio se ha efectuado bajo un estricto control con vistas a resolver el escándalo antes del cambio de poder previsto para el tercer trimestre y que tiene lugar una vez cada 10 años.

El tribunal en Hefei, en la provincia de Anhui, este de China, que efectúa con celeridad el juicio, indicó el jueves que próximamente será emitido el veredicto contra Gu y el ayudante de la familia, Zhang Xiaojun, acusado de cómplice.

El juicio de ambos siguió al proceso de cuatro agentes de alto rango de la policía en Chongqing acusados de ayudar a encubrir el crimen de Gu.

De acuerdo con Xinhua, Gu aceptó todos los hechos en la acusación en su contra y estaba dispuesta a aceptar el castigo que se le imponga, pues afirmó que "la tragedia que yo he creado abarcó no sólo a Neil, sino también a varias familias".

Gu señaló que Heywood había escrito una carta de presentación de él mismo en 2005, cuando el hijo de la mujer, Bo Guagua, estudiaba en Gran Bretaña. Después ellos se asociaron en un proyecto de terrenos que jamás dio inicio.

Según Xinhua, la acusada dijo que Heywood después se peleó con ella y el hijo de la misma en torno al reclamo de unos pagos y otros asuntos. Gu dijo que ella "creyó que Heywood había amenazado la seguridad personal de su hijo y decidió matar a Heywood".