Roniel Iglesias se convirtió el viernes en el primer cubano que avanza a una final del boxeo en los Juegos Olímpicos de Londres, al derrotar por 15-8 al italiano Vincenzo Mangiacapre en las semifinales de la categoría ligero-welter.

Iglesias exhibió un boxeo técnico y contundente ante el italiano, que estaba en desventaja de 10-6 al comienzo del último asalto y se vio impotente para disputar el resultado.

"(Mangiacapre) tiraba los golpes por fuera y yo siempre me mantuve cerrado, tiré cuando estaba en ventaja y así logré derrotarlo", analizó Iglesias. "La derrota de Lázaro (Alvarez, contra el irlandés John Joe Nevin en semifinales de peso gallo) me dolió, pero en esas ocasiones uno tiene que estar bien preparado y no pensar en esas cosas".

El púgil destacó que "la tarea no ha terminado. Quiero el oro para mejorar mi bronce en Beijing y creo que llego a la final en mi mejor momento".

Cuba, que se fue sin ganar una medalla de oro en los pasados Juegos de Beijing a pesar de totalizar ocho preseas, mantiene a otros dos púgiles con opciones de subir a lo más alto del podio, pues el peso mosca Robeisy Ramírez y el peso ligero Yasnier Toledo disputan sus respectivas semifinales el viernes.