Ghana enterrará hoy al difunto presidente del país, John Evans Atta Mills, que falleció inesperadamente el pasado 24 de julio, un acto con el que se concluirán los tres días de funeral de Estado en el que han participados decenas de miles de ghaneses.

Los dos últimos días, miles de personas esperaron pacientemente durante horas frente a la Residencia Presidencial para presentar sus respetos ante el cuerpo de Mills, que había sido trasladado ahí el pasado miércoles.

A pesar de que ayer la sala donde se encuentra el ataúd permaneció abierta dos horas más de lo previsto, debido al gran número de personas que acudieron al lugar, miles de ghaneses no pudieron finalmente despedirse de su presidente.

Las calles del país se han teñido en los dos últimos días de rojo y negro, los colores que se utilizan en los funerales en Ghana, mientras que las capitales de cada región el país ya han celebrado misas en memoria del difunto jefe de Estado, al quien se recuerda por su honestidad, dedicación, y respeto por los derechos humanos.

Los ghaneses también velaron el cuerpo de Mills durante dos noches frente a la Residencia Presidencial, donde cantaron himnos, bailaron danzas y recitaron poemas en memoria del difunto.

Se espera que hoy estén presentes en el sepelio unos 15 mandatarios, entre ellos el presidente de turno de la Unión Africana, el jefe de Estado de Benin, Yayi Boni, y sus homólogos de Nigeria, Goodluck Jonathan, y de Togo, Faure Gnassingbe.

Asimismo, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, representará al Gobierno norteamericano en el funeral.

Clinton llegó anoche al aeropuerto internacional Accra, donde fue recibida por el ministro de Exteriores, Muhammad Mumuni, y por la titular de la cartera de Industria, Hanna Tetteh.

Otros representantes de gobiernos, que llegaron hoy a Accra, dispusieron de una hora para velar el cuerpo de Mills, que más tarde será trasladado a la Plaza de la Independencia de Accra para la celebración del funeral, donde esperan unos 20.000 ciudadanos.

El ataúd de Mills, que era comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ghana (GAF, sus siglas en inglés), será colocado sobre un armón de artillería por ocho generales de brigada y recorrerá una ruta oficial por las calles de Accra, flanqueadas por miembros de los servicios de seguridad de Estado.

El cortejo estará también acompañado por un helicóptero de las Fuerzas de Aviación de Ghana.

Después de la misa, el cuerpo de Mills será enterrado en un parque adyacente a la Plaza de la Independencia, momento en el que efectuará una salva de 21 cañonazos mientras tres aviones caza sobrevolarán el lugar.