El argentino Juan de la Fuente, tripulante del 470 que ha logrado hoy el bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ha afirmado que estaba seguro desde antes de la competición que conseguirían una medalla.

"Esta vez yo ya sabía desde principio que sacaríamos una medalla. Con el talento de Lucas (Calabrese) y si pulíamos unas cosas que teníamos que pulir se sacaría una medalla. Esta es más esperada que la otra", ha señalado en alusión al bronce que también consiguió en la clase 470 de los Juegos de Sydney 2000, en aquella ocasión con Javier Conte como patrón.

"Esto representa que podemos demostrar lo que sabemos, lo que es trabajar de forma seria, que siendo argentino y ante los fuertes se puede si se trabaja de forma seria y consistente", ha apuntado el ya doble medallista olímpico.

Sobre el hecho de acumular dos bronces olímpicos en su carrera, ha dicho que es "un agradecido de la vida por hacer esto", pero que ahora no valora la trascendencia de tener dos medallas y quizá sí "cuando sea más viejo".

De la Fuente se ha referido también al patrón de su barco, el debutante en unos Juegos Lucas Calabrese, y ha dicho que hace cuatro años, después de Pekín 2008 y tras concluir el equipo con Javier Conte, se unió a este nuevo regatista.

"Sabía que Lucas es un chico supertalentoso y que se podía hacer grandes cosas. Es el timonel mas talentoso que tenemos y ha aprendido mucho en los dos tres últimos años, además de ser un tipo frío mentalmente, físicamente muy fuerte y un trabajador muy serio", ha argumentado.