El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que cuerpos de seguridad nacionales detuvieron a un ciudadano de EEUU con apariencia de "mercenario" que intentaba entrar ilegalmente al país por la frontera con Colombia y, pidió estar "alerta" ante, dijo, actos de desestabilización opositores.

"Nuestras fuerzas de seguridad capturaron hace como cuatro o cinco días a un ciudadano norteamericano, pero de origen latino, que venía entrando ilegalmente a Venezuela desde Colombia por el Táchira. Lo agarramos", señaló el mandatario en un mitin de campaña desde el estado Vargas (costa central) transmitido por la televisión estatal.

"Resulta que en su pasaporte, que él trató de romper, y un cuaderno y otros instrumentos que cargaba, registra entradas y salidas en los últimos años a Iraq, a Afganistán, a Libia y, además, tiene toda la apariencia de ser un mercenario", continuó.

Chávez dijo que el detenido, a quien no identificó, "no sabe decir para dónde iba ni quién lo está esperando" y apuntó que se encuentra detenido mientras los servicios de inteligencia lo están investigando.

"Esto es una poderosa señal (...) lo cierto es que nos obliga a activar mucho más las alarmas en todas partes porque recordemos lo que ya ocurrió una vez (...) estos apátridas trajeron de Colombia casi 200 mercenarios para incendiar a Caracas", dijo el gobernante, quien aspira a una tercera reelección en los comicios de octubre.

Como ya ha denunciado en pasadas ocasiones, Chávez dijo que "un grupo de la burguesía" se está preparando para desconocer su triunfo y "tratar de que el país entre en una crisis política y se llene, de nuevo, de violencia".

El próximo 7 de octubre, cerca de 19 millones de venezolanos están llamados a las urnas para elegir al presidente para el periodo 2013-2019 entre siete candidaturas que encabezan Chávez, en el poder desde 1999, y el candidato de unidad opositor, Henrique Capriles, abogado de 40 años.