Paraguay pretende consumir un porcentaje mayor de la energía que genera en la hidroeléctrica binacional Itaipú y que Brasil eleve lo que paga por la electricidad excedente, aseguró el canciller paraguayo, José Félix Fernández, en una entrevista publicada hoy por el diario Folha de Sao Paulo.

"Aquí hay un precio que no es el mismo del resto del mundo. Va a ser un mejor negocio para nosotros usar esa energía en nuestro territorio que seguir vendiéndola (a Brasil)", afirmó el ministro.

Fernández aclaró que las declaraciones del presidente paraguayo, Federico Franco, en el sentido de que Paraguay no está dispuesto a seguir "cediéndole" energía a Brasil fueron mal interpretadas, ya que lo que Paraguay quiere es aprovechar esa electricidad en su territorio y que los brasileños eleven el precio por el excedente.

"Lo que el presidente defiende es que Paraguay tiene que, paulatinamente, ir usando esa energía. Hasta ese momento, Paraguay le seguirá vendiendo a Brasil parte de la energía que le corresponde y de la que es propietario", agregó Fernández.

Según el ministro, la elevación del consumo de la energía de Itaipú, hidroeléctrica compartida por los dos países, es la mejor herramienta que Paraguay tiene para su industrialización.

Brasil y Paraguay tienen derecho cada uno al 50 por ciento de la electricidad generada por Itaipú, y, según el acuerdo entre ambos países, la energía que alguno de los dos países no aproveche tiene que ser vendida al otro socio.

Como Paraguay satisface su demanda con sólo el 10 por ciento de la electricidad, el resto acaba en Brasil, que desde el año pasado paga por esa energía unos 360 millones de dólares anuales.

El precio fue triplicado en 2011, después de largas negociaciones encabezadas por el entonces presidente Fernando Lugo.

Fernández aseguró que, cuando el mandatario paraguayo se refiere a energía "cedida" a Brasil, no quiere decir que sea regalada sino que la vende por un precio muy inferior al del mercado.

"Estamos listos para continuar las negociaciones sobre el precio. Esperamos una reunión del Consejo de Itaipú, que ha sido pospuesta en dos oportunidades por petición de Brasil", afirmó.

"Paraguay defiende el aumento del precio de la energía, para lo que necesitamos de un acuerdo con Brasil", agregó.

El canciller aseguró que Paraguay ya le transmitió a Brasil el precio que considera justo por la energía excedente que vende y agregó que espera que el asunto sea resuelto en las negociaciones.

Según Fernández, las relaciones entre los dos países "continúan normales" pese a la decisión de Brasil de llamar a su embajador a consultas tras el proceso que terminó con la destitución de Lugo.

Agregó que la reivindicación de un precio mayor por la energía que le vende a Brasil no es una represalia por la decisión de ese país de defender la suspensión de Paraguay del Mercosur y de admitir el ingreso de Venezuela al bloque pese a la oposición paraguaya.

"No estamos de acuerdo con las medidas adoptadas en (las cumbres del Mercosur en) Mendoza y en Brasilia. No estamos de acuerdo con el ingreso de Venezuela. Pero no mezclamos eso con Itaipú", dijo.

"Tenemos que solucionar los problemas del Mercosur y también los puntos de vista sobre el precio y el uso de la energía de Itaipú. Son dos cosas que no van juntas", agregó.