Ultima llamada para Brasil y Cuba. El sábado será un ahora o nunca para que embolsen ansiadas medallas de oro en el fútbol y el boxeo.

Brasil, pentacampéon mundial y cuna de algunos de los más grandes futbolistas en la historia, increíblemente nunca ha conquistado el oro olímpico. Cuba, hasta hace poco la gran potencia del boxeo amateur, viene de unos Juegos de Beijing en los que no ganó títulos en ese deporte por primera vez desde 1968.

Los brasileños enfrentan el sábado a México en la final del fútbol de hombres en los Juegos de Londres, mientras que el cubano Roniel Iglesias disputará el oro de la categoría ligero welter ante el ucraniano Denys Berinchyk.

Cuba podría aspirar a otros dos oros en boxeo, si el peso mosca Robeisy Ramírez y el ligero Yasnier Toledo sortean el viernes sus respectivas semifinales.

Para los brasileños, la presión es incluso mayor, ya que trajeron a Londres un plantel con la mayoría de sus principales estrellas y que se espera que sea la base para la Copa del Mundo que organizarán en 2014.

Neymar, Thiago Silva, Oscar, Marcelo y compañía están obligados a ganar el oro para que la campaña no sea considerada un fracaso rotundo.

"Es nuestra tercera oportunidad para ganar este oro y ojalá hayamos aprendido las lecciones de las otras finales que jugamos y no ganamos", comentó el técnico de Brasil, Mano Menezes.

Brasil perdió las finales olímpicas de 1984 y 1988.

México tiene poco que perder, ya que su clasificación a la final ya representa su torneo olímpico más exitoso y aseguró su primera medalla en el fútbol.

Un oro sería simplemente la cereza del pastel.

"Estamos conscientes de lo que logramos, pasamos a formar parte de la historia", señaló el delantero mexicano Javier Aquino. "Somos un grupo que ha venido trabajando muy fuerte, que ha logrado cosas, pero el equipo está animado, motivado, por el partido que tenemos".

Otro que quiere seguir haciendo historia el sábado es Usain Bolt, que competirá en la final del relevo 4x100.

Con Bolt y Yohan Blake a la cabeza, el equipo jamaiquino es el amplio favorito para revalidar el oro que logró hace cuatro años en Beijing con récord mundial incluido. Encabezados por Bolt, los velocistas jamaiquinos coparon los tres primeros lugares en los 200 metros el jueves.

Bolt buscará de esa manera su sexto oro en dos Juegos, luego de convertirse el jueves en el primer atleta que revalida el doblete 100-200.

Bolt adelantó que el equipo jamaiquino no sólo va por el oro. También quiere quebrar el récord mundial de 37.10.

"Creo que hay una posibilidad", señaló. "Pero nunca puedes decirlo, porque es un relevo y hay postas. Nunca sabes. Pero creo que vamos a salir a disfrutar y correr lo más rápido posible. Sería una buena manera de cerrar el espectáculo".

Y qué clase de espectáculo ha sido.

La penúltima jornada de los Juegos repartirán 32 medallas de oro.