Ernesto", que en las últimas horas se convirtió en una depresión tropical, se ha cobrado la vida de cinco personas en México, después de que a las dos víctimas registradas ayer en el estado de Tabasco se sumaran hoy tres más en Veracruz.

"El hecho se presentó en la zona de Río Blanco, donde una familia se encontraba en su vehículo cuando, derivado de las fuertes lluvias, un gran árbol cae sobre él y mueren ahí", dijo a Efe el portavoz de Protección Civil de Veracruz, Manuel Escalera.

En el suceso una persona más resultó herida y se encuentra hospitalizada y ya fuera de peligro, indicó la fuente.

En el oriental estado de Veracruz, añadió, hay "afectaciones no mayores" por el paso de "Ernesto" en "viviendas e infraestructura callejera, con algunos cortes y deslaves (corrimientos de tierra)".

Hasta ahora, el sistema ha dejado intensas lluvias en los 212 municipios del estado, donde Protección Civil ordenó evacuaciones preventivas de al menos un millar de personas en la ribera de varios ríos.

"Ernesto" se degradó en las últimas horas a depresión tropical sobre el sur de México, pero su índice de peligrosidad se mantiene "fuerte", según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El centro de "Ernesto" estaba hoy 60 kilómetros al oeste-noroeste de Huajuapán de León, en el estado de Oaxaca, y 135 al este-nordeste de Chilpancingo, la capital de Guerrero.

La depresión se desplaza a 20 kilómetros por hora hacia el oeste acompañada de vientos de 55 kilómetros por hora y rachas de hasta 75 kilómetros.

Aunque "Ernesto" se debilita lentamente, mantendrá "potencial de lluvias de fuertes a torrenciales, así como inundaciones, deslaves y encharcamientos en zonas urbanas de los estados del oriente, centro, sur y sureste del territorio nacional", advirtió el SMN.

Los meteorólogos prevén lluvias torrenciales por arriba de los 150 milímetros en los estados de Puebla, Hidalgo y Querétaro, y en actividad eléctrica en Oaxaca y San Luis Potosí.

En su camino hacia el Pacífico, "Ernesto" también causará tormentas eléctricas en la zona del Valle de México, por lo que los expertos del SMN pidieron a la población permanecer bajo resguardo este viernes y sábado, y evitar las carreteras y zonas propicias a inundaciones.

Se prevé que la depresión salga por el lado del Pacífico frente al centro turístico de Acapulco, donde puede ganar fuerza nuevamente después de cruzar el Caribe y el Golfo de México.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) mantiene únicamente el noroeste de Oaxaca en "alerta roja" (peligro máximo), mientras que en nivel "naranja" (peligro alto) se encuentran Puebla y el centro de Oaxaca, así como el centro y sur de Veracruz.

En "alerta amarilla" (peligro moderado) están Hidalgo, Tlaxcala, Guerrero, Tabasco, Chiapas y el sur de Oaxaca.