Las primeras transmisiones piloto en formato digital del canal público TNU de la televisión uruguaya arrancaron hoy en Montevideo con un acto considerado "un hito destacado en el proceso de transición de la televisión analógica a la digital" en el país.

Según informó el Gobierno en un comunicado, esta primera transmisión, que se podrá recibir en la ciudad de Montevideo, se realizó en un acto en el que estuvieron presentes el presidente uruguayo, José Mujica; los ministros de Industria, Roberto Kreimerman, y Educación, Ricardo Ehrlich, así como el viceministro de Asuntos Interiores y Telecomunicaciones de Japón, Tetsuo Yamakawa, cuyo país facilitó los equipos técnicos a Uruguay.

En la presentación, Kreimerman recordó que la llegada de la televisión digital a Uruguay responde al "esfuerzo mancomunado" de Uruguay, Japón y Brasil y destacó el trabajo conjunto realizado para lograr cumplir con ello "en tiempo récord".

Esta transmisión, añadió el ministro, forma parte del desarrollo del sistema de comunicaciones de Uruguay que se basará en cinco pilares fundamentales.

"Buscamos la optimización del uso del espectro radioeléctrico, con base en la digitalización de la radio y la televisión; la actualización de la normativa correspondiente para tener un sistema base de la sociedad del conocimiento; el desarrollo de las industrias afines; la transferencia tecnológica, de la mano de un sistema adoptado por el resto de América Latina para el desarrollo de tecnologías y sistemas culturales crecientemente propios; y la inclusión social y la democratización", dijo.

Kreimerman comparó la inauguración de hoy y la reciente promulgación del decreto que establece el marco regulatorio de la televisión digital con el comienzo de las transmisiones de la televisión uruguaya, en 1956, y en particular las de la televisión pública, que en 2013 cumplirá 50 años.

Además, recordó que en poco tiempo se inaugurará en colaboración con Brasil un centro de desarrollo de contenidos y un laboratorio de televisión digital para asegurar "una nueva tecnología en el país" al servicio de sus habitantes y "un desarrollo tecnológico propio".

Uruguay adoptó en diciembre de 2010 la norma digital ISDB-T de origen japonés y brasileño, en detrimento de la norma europea que había sido seleccionada en un primer momento.

En este sentido, Mujica recordó que la adopción de la norma ISDB-T fue una decisión de carácter político, que busca integrar a Uruguay con el resto de América Latina para convertir a la televisión digital en un "instrumento de comunicación cultural común".