Un tribunal federal de apelaciones tomó partido con la Corte Suprema de Estados Unidos en su decisión de rechazar las partes principales de una dura ley de Arizona que busca frenar la inmigración irregular.

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito emitió el miércoles un fallo de dos páginas en el que apoyó la decisión tomada el 25 de junio por el máximo tribunal del país sobre la ley SB1070 de Arizona.

El tribunal supremo anuló las disposiciones clave, como la que exige que todos los inmigrantes consigan o porten papeles que muestren su estatus, o la que convertía en delito estatal grave que un inmigrante sin papeles busque o tenga trabajo. Otra disposición anulada era la que permitía que la Policía arrestara a personas que presuntamente carecen de permiso de residencia sin necesidad de una orden judicial.

Los jueces, sin embargo, dejaron intacta la parte que obliga a la Policía a comprobar el estatus de alguien que sospeche que no se encuentra legalmente en Estados Unidos.

El tribunal del Noveno Circuito indicó que el asunto está ahora en manos de la corte de distrito en Arizona.

___

Gráfico interactivo de AP sobre inmigración:

http://hosted.ap.org/interactives/2012/migracion/