El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, agradeció hoy al relator de las Naciones Unidas para los derechos de los pueblos indígenas, James Anaya, su interés por el diálogo del Gobierno con los pueblos nativos del suroeste del país.

En un mensaje con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, que se conmemora hoy, Santos aseguró que reconoce y valora un comunicado del miércoles en el que Anaya insta al Ejecutivo a privilegiar el diálogo con los nasas o paeces.

Anaya llamó al Ejecutivo de Santos a que por la vía del diálogo busque una salida al problema de la presencia de los militares de los territorios de este pueblo del norte del departamento del Cauca, el cual exige su salida, así como la de la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Además, el relator de la ONU advirtió desde su sede en Ginebra de que los indígenas son autónomos y tienen derechos de propiedad sobre sus tierras.

"Coincidimos con el relator en la importancia del diálogo dentro del espíritu de la buena fe y la búsqueda de soluciones", dijo Santos.

Por ello se estableció "un proceso de diálogo entre el Gobierno nacional y las autoridades indígenas como camino para resolver esta problemática (la de la presencia militar)", agregó el presidente.

"Agradecemos el ofrecimiento del relator a participar en este diálogo y la búsqueda de soluciones, y tomamos atenta nota de sus comentarios y su preocupación, que también es la nuestra", continuó Santos, cuyo Ejecutivo reanudó el miércoles las conversaciones con los nasas.

En el mensaje, el gobernante pidió reconocer y valorar la diversidad étnica colombiana, que es la tercera más importante de Latinoamérica, después de Brasil y México.

En Colombia existen 87 pueblos aborígenes con más de 1,4 millones de habitantes y subsisten 65 lenguas indígenas, recordó Santos.