Los ocho ministros coordinadores del Gobierno de Ecuador apoyarán al presidente del país, Rafael Correa, en el discurso e informe anual sobre la situación en la que se encuentra la nación y que presentará mañana ante la Asamblea Nacional.

El vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, también acompañará a Correa e intervendrá en el informe en el órgano legislativo, según indicó a Efe una fuente de la Presidencia.

En el informe intervendrán los ministros coordinadores de Desarrollo Social, Richard Espinosa; de Patrimonio, María Fernanda Espinosa; de Sectores Estratégicos, Jorge Glass; y de Política, Betty Tola.

También los ministros coordinadores de Política Económica, Jeannete Sánchez; de Seguridad, Homero Arellano; de Producción, Empleo y Competitividad, Santiago León; y de Conocimiento y Talento Humano, Augusto Espinosa.

Estos ministros coordinan las políticas del Ejecutivo por áreas y dirigen a todos los demás ministerios integrados por ámbitos de tareas, una forma de gestión que creó Correa al iniciar su mandato en enero de 2007.

El informe sobre el estado de la nación se presentará el día en el que se conmemora la independencia colonial del país, que recuerda las acciones de patriotas quiteños que en 1809 proclamaron una Constitución propia, cuando aún regía España.

Esa gesta, conocida como el Primer Grito de la Independencia en América, terminó con la detención de muchos de los patriotas y su posterior asesinato una año después.

Por eso, el 10 de agosto es considerada la fecha patria y es también el día en el que los gobernantes suelen rendir cuentas en sus informes ante el Legislativo.

Según fuentes del Gobierno, la presentación de Correa abordará los logros alcanzados en diferentes ámbitos como en la economía, la asistencia social, la construcción de infraestructuras y las relaciones exteriores, entre otros.

El discurso del mandatario también se da en un momento de agitación política ante la proximidad de las elecciones presidenciales de febrero, cuando se prevé que el propio Correa se presente a la reelección, aunque todavía él no lo ha confirmado.

Su movimiento Alianza País es el que debe decidir a quién presentará en las próximas elecciones, aunque todo apunta a que será Correa.

Lo que el oficialismo no tiene seguro es que si el vicepresidente le acompañará como fórmula electoral para los comicios, ya que Moreno ha insinuado su posible retiro.

Moreno es visto por analistas como un puntal del Gobierno, sobre todo por su trabajo al frente de una campaña en favor de las personas con discapacidad, que ha sido felicitada e incluso replicada en otras naciones.

La oposición, por su parte, aspira a designar a un candidato de unidad que haga frente a la gran popularidad de la que goza Correa, según varias encuestas.

El ambiente preelectoral en el que se encuentra envuelto el país se ha agitado aún más luego que el Consejo Nacional Electoral denunciara irregularidades en la presentación de las firmas que los grupos políticos debían registrar para inscribirse en los próximos comicios.

El escándalo incluso ha levantado voces a favor de que se altere el calendario electoral, aunque el Consejo Electoral, de momento, ha descartado esa posibilidad.

El discurso de Correa también se dará en la fecha en que inicia un feriado o periodo festivo por el Día de la Independencia (fecha de descanso obligatorio) que se extenderá hasta el domingo.