Los colombianos Andrés Jiménez y Carlos Oquendo lograron el pase a las semifinales masculinas en la prueba de ciclismo BMX, disputado en el circuito del Parque Olímpico de Londres 2012.

Ambos lograron el pase en la segunda tanda, después de que no les fuera posible conseguir la clasificación de forma directa, es decir, entre los dos primeros puestos de cada grupo.

Sin embargo, en el camino se quedaron el brasileño Renato Rezende, que, lesionado, no tomó parte en la repesca, el ecuatoriano Emilio Andrés Falla y el argentino Ernesto Pizarro.

El colombiano Andrés Jiménez fue el más destacado en la primera parte de la competición. Sin embargo, no le llegó para alcanzar la clasificación directamente para semifinales. Fue tercero, por detrás del estadounidense Connors Fields y del británico Liam Phillips.

Fields y Phillips se convirtieron en semifinalistas junto a los holandeses Raymon Van der Biegen, y Twan Van Gendt, los letones Edzus Treinmans y Maris Strombergs, el neozelandés Marc Willers y el francés Joris Daudet, que no tuvieron que tomar parte en la repesca.

La competición resultó accidentada. Especialmente para el brasileño Rezende y el ecuatoriano Falla, que se engancharon el uno con el otro y dejaron gran parte de sus posibilidades. Al brasileño, uno de los aspirantes visto su buen papel en la primera jornada, la contrarreloj, le costó el abandono. Lesionado en un hombro, no tomó parte en la repesca.

También condicionó al ecuatoriano, dañado en la rodilla y que no logró su objetivo de clasificación. El argentino Pizarro se vio envuelto en una caída múltiple en la carrera inicial de su grupo. Siete de los ocho ciclistas rodaron por el suelo y facilitaron la victoria del neocelandés Marc Willers, que entró en solitario en la meta.

Pizarro, no obstante, no pudo enmendar su situación en la repesca, en la que no mejoró del tercer puesto.

Fueron los dos representantes colombianos los únicos que consiguieron su objetivo y alcanzaron las semifinales. Jiménez y Oquendo completaron el grupo de ocho corredores que completaron la penúltima fase del torneo. Además, sobrevivieron a los cuartos de final, el francés Quentyn Caleyron, el letón Veide Rihards, los australianos Khalen Young y Sam Willoughey, el estadounidense David Herman y el suizo Roger Kinderkneght.

Jiménez estuvo bien desde el principio y quedó cerca del pase directo, superado finalmente por Fields y Phillips. En la repesca subrayó sus opciones. Se impuso en la primera carrera y en la segunda estuvo más conservador para evitar una caída.

Oquendo, por su parte, encontró el premio a su esfuerzo. Después de rodar por los suelos en la primera vuelta de la jornada, quedó cuarto y segundo en las dos siguientes. En la repesca volvió a caer en la primera, pero su buena actuación en la última le metió en las semifinales de Londres 2012.