Sentado en su bicicleta mirando las últimas series preliminares del bicicros, el ecuatoriano Emilio Falla tenía una amargura única. Y el responsable de su rabia era el brasileño Renato Rezende.

Falla culpó a Rezende de una fea caída en la segunda carrera de su serie, que según el ecuatoriano influyó negativamente de allí en adelante en su competencia eliminatoria en el BMX masculino del ciclismo de los Juegos Olímpicos.

"El día empezó bien. En la primera manga (carrera) llegué tercero y en la segunda venía segundo, pero el brasileño, como siempre, se metió muy adentro en la curva para hacernos caer a los dos", se quejó el quiteño de 26 años. "Creo que le ganó el ego más que ser más cauteloso".

Agregó que "allí perdí puntos, traté de buscar la clasificación" en las siguientes cuatro carreras. Sin embargo, eso no se dio.

Rezende se golpeó el hombro y abandonó la competencia.

Pero Falla no fue el único que sufrió colisiones y caídas en las eliminatorias del jueves, en las que Colombia metió a sus dos pedalistas de bicicros a las semifinales: Andrés Jiménez y Carlos Oquendo.

Ecuador vio frustrado su sueño con Falla, al igual que Brasil con Rezende y Argentina con Ernesto Pizarro, quien estuvo involucrado en una colisión masiva en la primera carrera y, aún cuando se recuperó y corrió las siguientes cuatro, no pudo clasificarse.

Pero el que más lamentó y despotricó tras su eliminación fue Falla, quien disputaba sus segundos Juegos Olímpicos. El ecuatoriano compitió hace cuatro años en Beijing, cuando el deporte del bicicros hizo su debut olímpico, y quedó eliminado en las preliminares.

Falla aseguró a The Associated Press que no es la primera vez que tiene un percance con Rezende.

"Siempre ha hecho eso", recalcó, aunque no especificó en qué otro escenario vivió un incidente similar. "Es alguien que corre tal vez con mucha adrenalina. A veces eso no está bien porque uno tiene que pensar que es clasificación segura y los dos estábamos segundo y tercero".

Falla entró cuarto en la tercera carrera, tercero en la cuarta y tercero en la quinta, pero no le alcanzaron los puntos para meterse entre los cuatro primeros de su serie. Al final terminó sexto.

El colombiano Jiménez, quien fue cuarto en Beijing y es uno de los candidatos latinoamericanos al podio en Londres, se clasificó tercero en su serie, y sorteó los saltos, baches y curvas en su bicicleta sin sufrir ningún tipo de percances.

Jiménez buscó asegurar la clasificación temprana en su eliminatoria, pero no terminó entre los dos primeros al culminar la tercera carrera, por lo que debió competir hasta el final.

La clasificación de Oquendo sí fue cargada de drama, ya que el colombiano se sobrepuso a dos caídas en la primera y cuarta carreras.

Lo increíble de Oquendo es que después de caerse por última vez pasó en su bicicleta frente a los periodistas con su camiseta rota en el hombro y riéndose. Después, el oriundo de Medellín terminó primero en la quinta carrera para clasificarse cuarto en su serie.

"¡Bravo, Carlos!", le gritó Jiménez cuando terminó la carrera.

"Los dos estamos muy fuertes", aseguró Jiménez. "Lástima las caídas. Pero a pesar de ello, hizo una última manga espectacular".

___

Juan Zamorano está en Twitter como http://twitter.com/Juan_ZamoranoAP