El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, juramentó hoy al economista Wilfredo Cerrato como nuevo ministro de Finanzas, en sustitución de Héctor Guillén, quien el pasado día 1 resultó implicado en un presunto caso de corrupción, según informó la Presidencia.

Cerrato es el tercer titular de Finanzas en ocupar ese cargo desde que Lobo asumió el poder, para un mandato de cuatro años, el 27 de enero pasado.

Guillén había sustituido a mediados de febrero pasado a William Chong, quien renunció por desacuerdos con Lobo.

El 1 de agosto, Guillén se vio obligado a renunciar luego de que su esposa, Dinora de Guillén, fuera detenida en Tegucigalpa cuando conducía un vehículo de lujo, acompañada de un hijo y su chófer, con 1,25 millones de lempiras (más de 50.000 dólares).

La mujer de Guillén se dirigía hacia San Pedro Sula, norte del país, donde reside con su familia.

El exministro de Finanzas, quien además es diputado ante el Parlamento de Honduras por el gobernante Partido Nacional, no ha podido aclarar la procedencia del dinero, del que primero dijo que era un préstamo que le había hecho una financiera y luego unos amigos.