El jefe de la delegación de la Comisión Europea para Centroamérica y Panamá, Francisco Javier Sandomingo, dijo hoy que con Centroamérica habrá "una relación de socios" en la que "la buena gobernabilidad" será imprescindible, cuando entre en vigor el Acuerdo de Asociación suscrito por ambos bloques.

Con ese Acuerdo, la Unión Europea (UE) y Centroamérica tendrán una "relación de socios" que impulsará "mayores interconexiones" y "fortalecerá los mercados internos", señaló Sandomingo durante el congreso "De la cooperación a la asociación", celebrado este jueves en la Universidad Centroamericana, en Managua.

Centroamérica suscribió con la UE el pasado 29 de junio en Honduras un Acuerdo de Asociación, que entrará en vigor en los próximos meses y que incluye tres pilares: político, comercial y de cooperación.

Según Sandomingo, uno de los "cambios sustanciales" que provocará ese Acuerdo es que la UE y Centroamérica tratarán de "concretar acciones conjuntas y posiciones comunes" en el ámbito político.

Además, la UE espera en Centroamérica más inversión, competencia, fortalecimiento de la capacidad económica y más valor agregado en sus productos de exportación.

Sobre el asunto, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua, José Adán Aguerri, reconoció hoy que para Centroamérica será "un gran desafío" exportar sus productos a Europa, debido a las "exigentes" normas aplicadas en ese continente.

Sandomingo, en tanto, agregó que para el éxito del Acuerdo de Asociación, la UE considera "trascendental e imprescindible" que en Centroamérica exista seguridad jurídica y "buena gobernabilidad".

También admitió que Europa "puede estar pasando por una crisis, pero dista mucho de estar en ruinas" y aseguró que el proceso de integración no fracasará y auguró éxitos al Acuerdo firmado con Centroamérica.

Explicó que Europa es el principal bloque económico en el mundo, con 500 millones de consumidores con alto poder adquisitivo y es una "potencia" económica, científica, cultural y tecnológica.

En el congreso, el ministro nicaragüense de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano, dijo que el Acuerdo de Asociación con la UE permitirá a Centroamérica "consolidar su integración", un proceso que ya tiene 50 años y enfrenta varias barreras, entre ellas la aduanera.

"No hemos logrado consolidar nuestra capacidad productiva" ni "un mercado interno" centroamericano, apuntó.

Asimismo, mencionó entre los retos para la región incorporar a Panamá al proceso de integración, para que ese país goce de los beneficios del Acuerdo de Asociación, del que destacó "reconoce la disparidad" que tienen Centroamérica y Europa.

En el congreso de este jueves en Managua participan unos 400 delegados de los Gobiernos, organismos no gubernamentales, empresarios y analistas de Centroamérica y la UE para debatir sobre el "cambio generacional" en las relaciones entre ambos bloques y analizar las ventajas y los desafíos del Acuerdo de Asociación.