La India probó hoy con éxito el misil balístico tierra-tierra, Agni-II, con capacidad nuclear y un alcance de más de 2.000 kilómetros, según informó una fuente de Defensa.

El lanzamiento, que forma parte del programa de misiles guiados de la defensa, se produjo a las 09.00 de la mañana hora local (03.30 GMT) desde la isla de Wheeler, situada en el distrito de Bhadrak, de la región oriental de Orissa.

"Ha sido un éxito total. Ha sido una prueba de usuario, que ha corrido a cargo de personal militar", dijo a la agencia india IANS el jefe del centro de pruebas, M.V.K.V. Prasad.

El Agni II, considerado de medio alcance, es un misil de 16 toneladas de peso y capacidad para transportar 1.000 kilos de carga, y ya forma parte del arsenal de las Fuerzas Armadas de la India.

El misil es de dos fases y puede ser lanzado teóricamente desde plataformas de lanzamiento ferroviarias o de carreteras, con un tiempo de puesta a punto de quince minutos.

La India mantiene desde hace años una carrera armamentística con su rival y vecino Pakistán, que también posee armas nucleares, pero también tiene el ojo puesto en desarrollar un poder disuasorio eficaz respecto a China, con quien mantiene disputas fronterizas.