Las fuerzas del régimen sirio reanudaron hoy los bombardeos contra distintos barrios de la ciudad septentrional de Alepo para expulsar a los rebeldes que se encuentran en la zona, informaron grupos opositores.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos explicó en un comunicado que los bombardeos, en los que intervinieron helicópteros militares, estuvieron dirigidos principalmente contra los barrios de Bab al Hadid, Al Sajur, Al Shaar, Al Mayser y Salahedín.

En esta última zona, las fuerzas gubernamentales sirias concentraron sus esfuerzos ayer en la batalla que libran para combatir a los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS), que reconocieron haberse replegado.

En el pueblo de Tal Refat, en la provincia de Alepo, las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, bombardearon un funeral de una persona que había muerto hoy en Salahedín, informó el Observatorio, que no precisó si se han registrado víctimas.

En el pueblo de Kafr Halab, también en Alepo, tres personas murieron hoy por disparos de hombres armados desconocidos, mientras que en la localidad de Al Hadr, los rebeldes tomaron el control de un puesto de la Policía, añadió el Observatorio.

Este grupo aseguró que al menos nueve personas han muerto en las últimas horas en Alepo, mientras que los opositores Comités de Coordinación Local elevaron esa cifra a dieciséis.

La ofensiva del Ejército sirio también se ha localizado en otras provincias como Deraa (sur), Hama (centro), Deir al Zur (este) y los alrededores de Damasco, escenarios de distintos actos de violencia que en total causaron la muerte de medio centenar de personas en Siria, según los Comités.