La ecuatoriana Lissette Antes no pudo avanzar el jueves a semifinales en lucha libre de los Juegos Olímpicos a causa de dos rivales: la colombiana Jackeline Rentería, quien la derrotó, y una rodilla lesionada.

El duelo por la división de 55 kilos entre la ecuatoriana de 21 años y la colombiana de 26, medallista de bronce en los Juegos de Beijing 2008, fue equilibrado pero se decidió por 3-1 a favor de Rentería.

"Ella estaba luchando con una pierna menos, incluso los médicos recomendaron no competir, pero conocedor de las expectativas de esta chica, que son muy altas, competimos", explicó su entrenador Wilson Cevallos, quien también preside la Federación Ecuatoriana de Judo.

Antes, quien luchó con una rodilla cubierta por una venda, abandonó el círculo en llanto y no quiso hablar con los periodistas que la aguardaban.

Previo al duelo con la colombiana, Antes había enfrentado a la inglesa Olga Butkevych, quien tuvo a todo el público a su favor, y a quien derrotó por decisión de los jueces.

Cevallos destacó que su pupila cayó ante una "gran luchadora", en una referencia a Rentería, pero insistió en que el resultado podía haber sido otro si la ecuatoriana no hubiera cargado con una lesión.

"La colombiana no es cualquiera, es medallista de Beijing, pero si (Antes) hubiera estado bien, otro resultado tendríamos", sostuvo el entrenador.