Cientos de simpatizantes de al menos siete agrupaciones políticas protestaron pacíficamente el jueves ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) ante la posible eliminación de miles de firmas de sus registros, lo que pone en riesgo su calificación para las elecciones generales del 2013.

Los manifestantes, identificados con banderas, camisetas, pancartas de organizaciones como el Partido Roldosista, Renovador Institucional, Movimiento Popular Democrático (MPD) y Suma, coreaban consignas como "fraude electoral", "renuncia de autoridades del CNE", y por momentos interrumpieron el tráfico de una de las avenidas más transitadas del norte capitalino.

Entre otros requisitos, los partidos y movimientos políticos debían presentar ante el CNE unas 158.000 firmas si la agrupación es nacional o reunir al menos el 0,01% del padrón de una jurisdicción electoral.

Los problemas iniciaron luego de que el CNE acreditó a 43 partidos, movimientos y agrupaciones políticas, pero surgieron denuncias ciudadanas de que sus datos personales habían sido utilizados sin su consentimiento para acreditar organizaciones políticas, al tiempo que el CNE denunciaba que miles de firmas de apoyo eran falsas o lucían erradas.

Una primera revisión por muestreo de las adhesiones, evidenció que el nivel de firmas falsas o no válidas podrían estar entre un 28% y 80%, informó el CNE.

El presidente del organismo, Domingo Paredes, no se pronunció durante esta jornada, pero previamente había anticipado que las rúbricas de adhesión serán sometidas a una verificación exhaustiva. No dio plazos para ello.

En un documento presentado ante el CNE, el MPD dijo que tal decisión busca "invalidar un procedimiento que lo hemos realizado ya, de manera satisfactoria; y, desconocer la inscripción y registro de nuestras organizaciones políticas, lo cual ha sido ya reconocido, de manera constitucional, legal y en debida forma".

El partido oficialista Alianza País, por ejemplo, cuenta con un 48,9% de firmas válidas, un 40,2% de firmas inválidas y un 10 de firmas suspendidas.

Las elecciones presidenciales están previstas para febrero próximo, y el presidente Rafael Correa aún no ha dicho si buscará la reelección.