Dos bombas estallaron al paso de un autobús que transportaba a soldados turcos a una base de la armada en el oeste del país, lo que provocó la muerte de uno de ellos e hirió a 11 personas más, informó la oficina del gobernador.

Las explosiones alcanzaron al vehículo cerca de la base en las afueras de Foca, un poblado turístico a orillas del Mar Egeo, informó la oficina del gobernador Cahit Kirac de la provincia de Izmir.

Kirac dijo que un soldado murió y 11 personas quedaron heridas en el ataque.

Seis soldados estaban entre los heridos, informó la agencia noticiosa estatal Anadolu. El resto de los lesionados son civiles empleados por las fuerzas armadas, señalaron reportes noticiosos.

Horas antes, la televisora estatal TRT, sin mencionar fuentes, dijo que 30 soldados habían resultado heridos en el ataque, pero la oficina del gobernador indicó que ese reporte estaba equivocado.

El ataque se produjo días después que el ministro del Interior dijese el domingo que soldados turcos habían matado hasta 115 rebeldes curdos en una ofensiva cerca de la ciudad suroriental de Semdinli.

Los rebeldes curdos pelean por la autonomía en el sureste del país, pero también han realizado ataques en otras partes de la nación.