El portal de internet de filtraciones WikiLeaks, fundado por el australiano Julian Assange, sufrió la suspensión de su servicio por un ataque informático, informó hoy la organización en un mensaje de Twitter.

Según las primeras conclusiones de los administradores de WikiLeaks, el ataque y el cierre temporal de la página se deben a un ataque distribuido de denegación de servicio o "DDoS", que utiliza computadores "zombies", infectados por virus, para inundar con solicitudes de acceso la página y que colapse.

La organización responsable de las polémicas filtraciones de cables diplomáticos de Estados Unidos y archivos de las guerras de Irak y Afganistán indicó que los ataques han venido siendo constantes desde el 3 de agosto.

Desde su cuenta de Twitter, WikiLeaks especuló que el ataque busque prevenir futuras revelaciones o responda a su publicación de documentos sobre el régimen sirio de Bachar al Asad o el ataque que realizaron a la web de inteligencia Stratfor a principios de este año.

Entre las web afectadas por el ataque se encuentra la francesa Fondo para la Defensa de la Neutralidad en la Red (fdn2.org), una organización sin ánimo de lucro vinculada a WikiLeaks.

No obstante, WikiLeaks, que está investigando el origen del ataque, permite el acceso a su web a través de copias de su sitio de internet en otros servidores, al tiempo que los contenidos aún pueden ser descargados en archivos compartidos.

WikiLeaks ha sido atacado con anterioridad mediante el sistema de DDoS, la última vez en mayo.

Assange está en estos momentos en la embajada de Ecuador en Reino Unido pendiente de que el Gobierno del país suramericano le conceda asilo para evitar un proceso de extradición a Suecia, una decisión que podría retrasarse hasta después de los Juegos Olímpicos de Londres.