La Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR) difundió hoy una guía de medidas, entre las que se destaca la promoción industrial y el apoyo a las empresas, para estimular la economía de la isla caribeña.

La patronal divulgó un comunicado en el que se sugiere poner en marcha una serie de iniciativas que pueden estimular la creación de empleo, inversión y desarrollo económico, para ayudar a poner fin a una crisis económica que desde hace más de 5 años golpea a la isla.

La reducción del coste de la energía en Puerto Rico y la transformación del monopolio estatal de la Autoridad de la Energía Eléctrica es la primera de las sugerencias por las que apuesta la AIPR.

La segunda propuesta de la AIPR es la de que se creen los medios para favorecer la iniciativa empresarial en la isla, junto a una campaña de promoción de productos locales.

En esa línea, la patronal pide la aportación de capital público a empresas locales con el fin de favorecer la creación de empresas en Puerto Rico.

La promoción industrial es otra de las peticiones de la AIPR, que además sugiere a las autoridades políticas de la isla un esfuerzo para reducir el déficit público.

Intensificar las Alianzas Público-Privadas es otra de las propuestas de la AIPR, que apunta a potenciar la educación como requisito imprescindible para que se siembren las bases para la mejora de la economía en Puerto Rico.

Fortalecer la manufactura local es otra de las apuestas de la organización empresarial, que insiste en que los puertorriqueños tienen que consumir lo que se produce en la isla caribeña.

El incremento de las exportaciones es otra de las recomendaciones de la patronal, que entiende que las iniciativas que sugiere pueden ponerse en marcha, si hay voluntad, en un periodo de solo meses.

El inicio de esas medidas generaría entre 80.000 y 100.000 puestos de trabajo, según la AIPR, que ha pedido una reunión con los seis candidatos a gobernador para explicarles las medidas a poco más de 3 meses para las elecciones legislativas del próximo 6 de noviembre.

Puerto Rico sufre una profunda crisis económica desde hace más de 5 años y registra un desempleo por encima del 15 por ciento.