Pistoleros mataron a ocho miembros de una familia en su casa en una ciudad al norte de Bagdad, dijeron el miércoles funcionarios iraquíes.

Dos policías dijeron que los atacantes irrumpieron en la casa de un conocido abogado en Beiji, 250 kilómetros (155 millas) al norte de la capital. Los pistoleros balearon al abogado, su esposa, sus cinco hijos y a otro familiar. La policía no ofreció un motivo para el ataque.

Un funcionario de salud en el hospital de la ciudad confirmó la cifra de muertos. Todos los funcionarios hablaron a condición de preservar el anonimato, porque no estaba autorizados a dar a conocer la información.

El ataque sigue a una amenaza el mes pasado de la rama de al-Qaida en Irak de matar a jueces e investigadores.

El centro petrolero de Beiji es un antiguo bastión de las milicias suníes. La violencia en Irak ha declinado desde su punto culminante entre el 2005 y el 2008, pero los ataques prosiguen y han aumentado desde la salida de los soldados estadounidenses al final del año pasado.