El actual campeón de escribir mensajes de texto por el teléfono celular mantuvo el miércoles su título del texteador más veloz de Estados Unidos.

Austin Wierschke, de 17 años y originario de Rhinelander, Wisconsin, ganó después de ocho rondas en la competencia realizada en Times Square, en Nueva York. Recibió un premio de 50.000 dólares, los cuales dijo que guardará para la universidad.

Once competidores de todo el país participaron, todos utilizando el mismo tipo de teléfono. La competencia puso a prueba tres habilidades: velocidad, precisión y destreza.

Hubo tres rondas que incluyeron escribir mensajes con los ojos vendados y con las manos en la espalda.

La tercera ronda se llamó "bombardeo de texto". Les mostraban frases a los participantes por un determinado periodo y ellos lo copiaban tan rápido como podían.

La competencia anual es patrocinada por la fabricante de teléfonos celulares LG Electronics.