Tres especialistas de la entidad humanitaria Norwegian People's Aid efectuaron hoy una primera inspección en la zona de la frontera Chile-Perú que será desminada por esa organización por encargo de ambos gobiernos antes de fin de año.

Según un comunicado difundido por la organización, la primera inspección se practicó en la parte chilena, en la región de Arica y Parinacota, en el extremo norte del país, con presencia de delegaciones de las cancillerías de los dos países, que observaron el trabajo de los expertos desde la Quebrada de Escritos.

En la zona, colindante con la sureña ciudad peruana de Tacna, los expertos Damir Jaksic, David Bergan y Emil Jeremic comprobaron las condiciones geográficas y climáticas del terreno donde se encuentran enterradas las minas.

A principio de junio, los Gobiernos de Chile y Perú encargaron a dicha entidad noruega para el retiro de los artefactos explosivos, después de que las lluvias de finales de febrero desplazaran muchos de ellos, lo que obligó a cerrar el paso fronterizo durante algunos días y a acelerar los trabajos de remoción.

Perú denunció entonces que militares chilenos que participaban en esas labores habían ingresado a su territorio y envió por ello una nota de protesta a Chile, que negó esas acusaciones y aseguró que todo se realizó en áreas bajo su soberanía.

El mismo comunicado difundido por la entidad no gubernamental destaca que en la ciudad peruana de Tacna también se realizará una evaluación de la inspección en la zona y posteriormente los expertos noruegos viajarán a Lima para reunirse este viernes con autoridades peruanas.

Fuentes oficiales informaron de que las coordenadas de los puntos donde se llevarán a cabo el desminado son las siguientes: punto A (latitud 18º 20' 55.63" S, longitud 70º 22' 47.84" O), punto B (latitud 18º 20' 56.93" S, longitud 70º 22' 42.37" O), punto C (latitud 18º 21' 18.02" S, longitud 70º 22' 20.35" O) y punto D (latitud 18º 21' 16.48" S, longitud 70º 22' 24.96" O).

No hay fecha determinada para el inicio del levantamiento y destrucción de las minas, pero se acordó que el trabajo esté concluido antes de finalizar 2012.

Las minas antipersonales y antitanque se sembraron en los años 70, en un periodo de tensión entre los dos países, y se encuentran en áreas valladas y delimitadas, a la espera de ser retiradas en el marco de los trabajos para cumplir con la Convención de Ottawa.