Su brazo soltó el martillo y enseguida de su boca salió un "¡Noooo!".

La argentina Jennifer Dahlgren lanzó esa exclamación apenas comprobó el miércoles que su tercer y último lanzamiento fue nulo, tal como ocurrió con los otros dos, por lo que resultó eliminada del atletismo de los Juegos Olímpicos de Londres.

Dahlgren cerró su actuación con tres lanzamientos de martillo nulos, algo que no le ocurrió a ninguna de las otras 36 competidoras.

"No tengo palabras para explicar esto, ni palabras para justificarlo", dijo la argentina de 28 años, décima en el Mundial de Daegu 2011 y que ya estuvo en los Juegos de Atenas 2004 y Beijing 2008, en los que tampoco alcanzó la final.

Dahlgren recordó que en Daegu fue finalista gracias al último lanzamiento.

"Ahora no pude repetir; a veces los resultados no son los que uno busca", dijo la argentina con los ojos llorosos. "Antes de llegar (para hablar con la prensa) había tratado de no llorar".

"Durante cuatro años me rompí el lomo para llegar hasta acá y nunca voy a recuperar ese tiempo", se lamentó. "No supe superar el momento, el momento influyó sobre mí".