La panameña Andrea Ferris tuvo que hacer una recolecta por Facebook para conseguir recursos y tener un entrenamiento previo a su debut en unos Juegos Olímpicos.

También sorteó un problema interno del comité olímpico de su país, que le había costado su viaje a los Panamericanos de Guadalajara en octubre, que le hubiesen servido como preparación para el desafío en Londres.

Pero finalmente tras recibir una invitación y hacer toda clase de esfuerzos para estar en Londres llegó el día de su eliminatoria en los 800 metros femeninos, en la que quedó fuera al terminar quinta y con tiempo de 2:05.59.

Pero más que lamentarse, Ferris se declaró satisfecha, salió con la frente en alto y prometió volver en Río 2016.

La muchacha, de 24 años y oriunda de La Chorrera, en el oeste de Panamá, tenía mucha razón en sentirse orgullosa.

A pesar que Panamá es uno de los países con mayor crecimiento económico en Latinoamérica, Ferris tuvo que suplicar respaldo económico y hasta ingeniárselas para conseguir dinero que le ayudasen en su preparación.

"Tuve que acudir al pueblo y hacer hasta una teletón por Facebook", contó a la prensa Ferris, quien no tiene pelos en la lengua para criticar a la dirigencia deportiva de su país. "Para mí todos roban", acusó, sin mencionar nombres.

Producto de lo que recolectó por la red social — no precisó el monto — le permitió viajar semanas antes a España, en donde pudo foguearse con atletas europeas.

Un momento amargo ya había vivido Ferris a fines del año pasado, cuando un pleito en el comité olímpico en que se vieron metidas las federaciones deportivas frustró su viaje y el de otros atletas a los Panamericanos.

"Fue un trago amargo porque yo era favorita", aseguró.

La falta de apoyo económico le pasó factura a la panameña, porque según ella uno de los factores que pesó mucho el miércoles fue su falta de roce internacional.

Pero al mismo tiempo, Ferris fue categórica en que la principal razón de su eliminación tuvo que ver con su gran ansiedad antes y durante la carrera.

"Los nervios me traicionaron", reaccionó de entrada a The Associated Press en la zona mixta.

"Eran mis primeros Juegos y no pude lograr dormir anoche sino hasta las una de la madrugada y me levanté a las seis de la mañana", aseguró posteriormente al ser abordada por otros periodistas. Además, "sólo con ver en la lista de mi serie a la actual campeona mundial (la rusa Mariya Savinova) me dije 'wao, voy a competir con ella'''.

Su tiempo el miércoles estuvo muy por debajo de su marca personal alcanzada este año de 2:01.63. Ahora, si Ferris hubiese corrido en la tercera serie de la eliminatoria a lo mejor hubiese sido otra historia, porque en esa las tres primeras avanzaron con peores tiempos que el de la panameña.

Ferris y la cubana Rose Mary Almanza fueron las únicas latinoamericanas en la eliminatoria. La isleña avanzó cuarta en su serie.

Panamá no sacó nada en el atletismo de Londres: su campeón olímpico en salto largo Irving Saladino y el velocista Alonso Edward, subcampeón mundial en los 200 metros en Berlín 2009, fueron eliminados antes.

Ferris lleva nueve años en el atletismo, y en la actualidad se entrena y estudia la carrera de fisioterapia en Arequipa, Perú.

En sus uñas tenía pintada las banderitas de Panamá y Perú. "Son mis dos patrias", destacó.

___

Juan Zamorano está en Twitter como http://twitter.com/Juan_ZamoranoAP