La prima de riesgo de España, que mide el interés adicional que piden los inversores por comprar deuda nacional, sigue hoy al alza hasta alcanzar los 550 puntos básicos, nivel que no había tocado en las últimas dos semanas.

La rentabilidad del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo pazo mide el riesgo país, subía al 6,936 %, en tanto que la del bono germano se situaba en el 1,433 %.

Tras las fuertes compras realizadas en días precedentes, los inversores optaban en la sesión de hoy por vender bonos españoles, con lo que su precio ha caído, su rentabilidad ha subido y el diferencial con Alemania ha aumentado.

El rendimiento del bono español a dos años subía por encima del 4 por ciento, desde el 3,852 % de la víspera.

La subida de la rentabilidad del bono a dos años provoca lo que se conoce como inversión de la curva de tipos, cuando el interés de la deuda a menor plazo sube hasta aproximarse o incluso superar al de la deuda de plazos mayores.