El huracán "Ernesto" se degradó en las últimas horas a tormenta tropical sobre territorio mexicano y "continúa debilitándose mientras se mueve en tierra sobre el sureste de Campeche", informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

"Ernesto", que ayer se convirtió en un huracán de categoría 1 en la escala Saffir Simpson de cinco niveles, ha perdido vigor, pero aún se mueve acompañado de vientos de 95 kilómetros por hora y rachas de hasta 120 kilómetros, señaló el SMN.

La tormenta se desplaza hacia el oeste a 24 kilómetros por hora y a las 7.30 hora local (12.30 GMT) su centro se localizaba 145 kilómetros al sur-sureste de Campeche, la capital del estado del mismo nombre.

Por el paso de "Ernesto" hay declarada una zona de alerta desde Chetumal hasta Tulum, poblaciones ambas del estado mexicano de Quintana Roo, y de Celestún, en el estado de Yucatán, hasta Coatzacoalcos, en Veracruz.

Además, desde esa población también hay atención especial en toda la costa hacia el puerto de Tuxpan, en el mismo estado de Veracruz.

El mayor riesgo es de "lluvias intensas" e "inundaciones", así como de posibles daños por "viento fuerte y oleaje elevado sobre la península de Yucatán", agrega el boletín.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) mantenía en su boletín de las 04.30 hora local (09.30 GMT) en "alerta roja" (peligro máximo) el centro y oriente del estado de Campeche, y el centro y sur de Quintana Roo, así como las zonas centro, oriente y sur de Yucatán.

Desde el pasado lunes se han registrado cientos de evacuaciones de las zonas más críticas de la Península de Yucatán, donde están algunas de las áreas más turísticas de México.

Las zonas más occidentales de los estados de Campeche y Yucatán, así como el norte de Quintana Roo, se encuentran en el nivel "naranja" (peligro alto).

En nivel "amarillo" (peligro moderado) están los estados de Chiapas, el centro de Tabasco y el sur de Veracruz, mientras en otros en Puebla, Oaxaca, Hidalgo y Tlaxcala hay niveles inferiores de alerta.

"Ernesto" es el quinto ciclón tropical que acecha México por la cuenca del Atlántico en 2012, después de que lo hicieran "Alberto", "Beryl", "Chris" y "Debby", que dejó tres muertos en EE.UU., desde el pasado 15 de mayo, cuando inició oficialmente la actual temporada. EFE

act/pmc/eat