El Banco de Japón (BOJ) decidió hoy mantener los tipos de interés entre el 0 y el 0,1 por ciento, el bajísimo nivel en que se encuentran desde octubre de 2010 para apuntalar la recuperación económica.

Tras su reunión mensual de dos días, la entidad anunció, además, que no modificará por ahora su programa de compra de activos, su principal herramienta para inyectar liquidez al sistema y cuyo monto amplió en abril hasta los 70 billones de yenes (unos 721.526 millones de euros).

El BOJ señaló también que la actividad en la tercera economía mundial "repunta moderadamente" gracias a que la "demanda doméstica se mantiene firme apoyada por la relacionada con la reconstrucción" de las zonas del noreste del país devastadas por el tsunami de 2011.