Wade Michael Page, el autor del tiroteo en un templo sij en Wisconsin (EE.UU.) que dejó 6 muertos y 3 heridos el domingo pasado, se disparó un tiro en la cabeza que le causó la muerte tras ser herido por un policía que intentaba reducirlo, informó hoy el FBI.

La agente especial del FBI al cargo de la investigación, Teresa Carlson, indicó que la investigación abierta para aclarar la muerte del sospechoso ha determinado que Page murió de un tiro en la cabeza no del disparo policial que recibió en el estómago.