Egipto reabrirá esta semana para el paso de palestinos su cruce fronterizo con Gaza, cerrado desde el ataque del pasado domingo en el Sinaí e Israel, en el que presuntos yihadistas mataron a 16 policías y soldados egipcios, declaró hoy el director de fronteras de la franja, Mahir Abu Sabha.

Abu Sabha, cuya dirección depende del Ministerio de Interior, aseguró a la agencia palestina "Maan" que el diálogo con las autoridades egipcias para que Rafah regrese a la actividad son continuas y que espera su reapertura entre el jueves y el sábado próximos.

El cierre de la frontera ha afectado a enfermos que esperan tratamiento médico en Egipto y a peregrinos musulmanes que tenían previsto viajar a Arabia Saudí, agregó.

Por su parte, Ashraf al-Qidra, portavoz del Ministerio de Sanidad del Gobierno de Gaza, controlado por Hamás, advirtió de que "la situación será desastrosa si el cruce de Rafah permanece cerrado" en un contexto de carencia de medicamentos y equipos médicos de 450 categorías.

La frontera, utilizada normalmente por cientos de palestinos, es la única salida de los territorios ocupados que no controlan fuerzas israelíes.

El régimen de Hosni Mubarak la cerró en 2007, cuando Israel endureció el bloqueo a la franja tras su toma por el movimiento islamista Hamás en enfrentamientos con las fuerzas leales al presidente palestino, Mahmud Abás.

Desde entonces, la terminal se abría puntualmente y se permitía cruzar sólo a delegaciones oficiales o casos humanitarios, aunque en el último año los criterios se han flexibilizado y aumentado las horas de apertura.