La cubana Katerina Vidiaux una vez más no pudo con la rusa Lubov Volosova, que la doblegó 3-1 en los octavos de final de la categoría de los 63 kilos en la lucha de los Juegos Olímpicos.

Ambas se han enfrentado en tres ocasiones y en todas ellas salió victoriosa la rusa, medalla de bronce en la Copa Mundial de Tokio 2012.

La superioridad técnica de la rusa, de 29 años, fue su principal aval ante los jueces. La mayoría de los puntos conseguidos por Volosova fueron acciones válidas conseguidas con pases atrás.

La cubana, de 25 años, venía de vencer 5-0 a la turca Elif Yesilirmak.

La única latinoamericana que participó en la división de los 63 kilos tenía la posibilidad de seguir en la lucha por el bronce, pero esto se truncó cuando Volosova cayó en semifinales ante la china Jing Ruixue por 3-1.

Acto seguido, Volosova se quedó con uno de las dos preseas de bronce al superar a la polaca Monika Michalik por 0-1, 3-1, 1-0. El otro bronce fue para Battsetseg Soronzonbold, de Mongolia, al vencer a la canadiense Martine Dugrenier por 2-0, 1-0.

El oro se lo colgó la japonesa Kaori Icho al doblegar a la china Ruixue por 3-0, 2-0.

En la lucha "nunca se sabe la que va a ganar. No esperaba una tercera (derrota), pero ocurrió", dijo Vidiaux a la AP.

"Lo que importa es todo el esfuerzo que se ha hecho durante la competencia", agregó la medallista de oro en los panamericanos de Guadalajara 2011.