La primera asamblea electa en Libia se reunió el miércoles por primera vez dispuesta a recibir el poder en una ceremonia de manos del consejo de transición que ha gobernado el país desde que el dictador Moamar Gadafi fue derrocado el año pasado.

La asamblea de 200 integrantes se reunió el miércoles, el día que se conmemoró un año de la liberación de la capital Trípoli durante la guerra civil.

Fuegos pirotécnicos estallaron en el cielo mientras los libios celebraban y al mismo tiempo rompían su ayuno diario por el mes sagrado musulmán del Ramadán.

Mustafá Abdul-Jalil, jefe del saliente Consejo Nacional de Transición, dio un discurso antes de disolver el organismo y transferir el poder a la nueva asamblea.

La nación enfrenta graves problemas. El consejo de transición tuvo éxito al realizar las primeras elecciones en Libia en décadas, pero no lograron unir bajo un ejército nacional a los diferentes grupos de rebeldes.