Los siete atletas cameruneses que desaparecieron de la villa olímpica de Londres estarían buscando vivienda y oportunidades para practicar el deporte fuera de su país, informó su delegación.

El agregado de prensa Emmanuel Tataw informó a The Associated Press que los siete deportistas que abandonaron la villa tienen visas válidas para Reino Unido, las cuales les permitirían permanecer seis meses en el país. Recordó que otros deportistas han abandonado la delegación camerunesa durante Juegos Olímpicos anteriores, como Sidney 2000 y Atenas 2004.

"La mayor parte del tiempo ellos no regresan", dijo, y explicó que algunos deportistas suelen buscar mejores instalaciones de entrenamiento en el extranjero.

Camerún envió "unos 33" deportistas a Londres 2012. Más de la mitad, integrantes de la selección de fútbol de mujeres, salió de Londres tras la eliminación. Entre los cameruneses desaparecidos hay cinco boxeadores, un nadador y una jugadora de fútbol, que completaron su participación en los Juegos, señaló el vocero.

La nación africana de 20 millones de habitantes es una de las más pobres del mundo, con un producto interno bruto per cápita de apenas 1.230 dólares, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Tataw dijo que los deportistas abandonaron la villa olímpica en el barrio de Stratford, donde se ubica el Parque Olímpico, a la mitad de la noche y "sin autorización de las autoridades camerunesas".

El portavoz del Comité Olímpico Internacional (COI), Mark Adams, identificó a los siete deportistas como el nadador Paul Edingue Ekane, la arquera de fútbol Drusille Ngako Tchimi, y cinco boxeadores, Thomas Essomba, Christian Donfack Adjoufack, Hyacinthe Mewoli Abdon, Blaise Yepmou Mendouo y Serge Ambomo.