En un duelo entre el maestro y sus discípulos, Argentina le ganó el miércoles 82-77 a un Brasil dirigido por un ex timonel argentino y avanzó por tercera vez consecutiva a las semifinales del básquetbol olímpico masculino.

Luis Scola anotó 17 unidades, Manu Ginóbili y Carlos Delfino agregaron 16 y Andrés Nocioni aportó 15 para los argentinos, a quienes les espera nuevamente Estados Unidos, que ya los venció 126-97 en la primera ronda.

"Debemos jugar el partido perfecto porque son el único equipo que está por encima del resto", dijo el entrenador argentino Julio Lamas. "La última vez jugamos sólo dos cuartos ante ellos, ahora necesitamos que sean los 40 minutos para poder pensar en ganarles porque ellos no te permiten cinco minutos malos".

Estados Unidos le ganó a Australia 119-86.

En la otra semifinal, Rusia se medirá a España.

Argentina ganó la medalla de oro de Atenas 2004, dirigida por el hoy técnico de Brasil Rubén Magnano, y la de bronce en Beijing 2008.

"El hecho que fue Brasil le da más color, más estando Rubén del otro lado", dijo Ginóbili. "El estar en una semifinal olímpica otra vez cuando antes Argentina ni siquiera podía clasificar es un gran logro y le da valor a los 45 días que llevo lejos de mi casa y de mi familia".

En cuanto a Estados Unidos, Lamas afirmó que "son el número uno del mundo. Esperemos que tengan un mal día y nosotros el mejor de nuestra vida para tener opciones".

"Esta generación se ha acostumbrado a grandes cosas y lo vamos a intentar otra vez", agregó.

Marcelinho Huertas y Leandro Barbosa aportaron 22 puntos cada uno por Brasil, que buscaba alcanzar su primera medalla desde el bronce que obtuvo en Atlanta 1996.

El encuentro vivió un combativo primer cuarto en el que hubo siete cambios de líder. Brasil tomó ventaja de 26-23 gracias a dos triples de Huertas, que anotó 13 puntos en ese lapso.

Argentina reaccionó y con una racha de 8-0 se adelantó 35-30 luego de un triple de Delfino con 6:25 por jugar y se mantuvo al frente en el marcador hasta irse al descanso arriba 46-40.

En el tercer periodo los argentinos llegaron a sacarle 15 puntos a su rival luego de un enceste de un productivo Juan Gutiérrez, quien salió del banquillo para aportar 11 unidades.

Barbosa, Nene Hilario y Alex García anotaron seis puntos sin respuesta y el encuentro se puso 70-68 con poco menos de cinco minutos por jugar pero Pablo Prigioni, Nocioni y Ginóbili desde la línea de libres calmaron la reacción.