La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) ha informado hoy de que unas nuevas fotografías tomadas por satélite revelan un incremento del uso de armamento pesado en la ciudad siria de Alepo y sus alrededores.

En un comunicado, AI señala que hay una gran preocupación por la seguridad de los residentes de Alepo, puesto que las imágenes muestran más de 600 cráteres, causados muy probablemente por proyectiles de artillería.

La organización no gubernamental, con sede en Londres, advierte de que tanto las fuerzas del Gobierno sirio como las de los rebeldes pueden ser responsables por no proteger a los civiles.

AI pone el ejemplo de un cráter observado cerca de lo que parece ser un edificio de viviendas.

"Amnistía Internacional envía un mensaje claro a las dos partes del conflicto de que cualquier ataque contra civiles será documentado claramente de modo que los responsables puedan rendir cuentas", señala el titular de Respuesta de Emergencia de la organización, Christoph Koetti.

"Transformar la ciudad más poblada en un campo de batalla tendrá consecuencias devastadoras para los civiles", agrega.

La ONU ha cifrado en 200.000 el número de personas desplazadas en la ciudad de Alepo a consecuencia de los combates entre las fuerzas del presidente Bachar al Asad y los grupos de oposición.

La ONU dijo hace unos días en un comunicado estar "preocupada" por el impacto en la población civil de los bombardeos y el uso de armamento pesado, tanto en Alepo como en Damasco.