Venezuela perdió su última esperanza de sumar una medalla olímpica de boxeo cuando el welter Gabriel Maestre cayó el martes por 20-9 ante el kazajo Serik Sapiyev en cuartos de final.

La última vez que Venezuela ganó una presea olímpica en boxeo fue en 1984, cuando Marcelino Bolívar y Omar Catarí regresaron de Los Angeles con sendos bronces.

Maestre lo intentó ante Sapiyev, pero el kazajo, medallista en los últimos cuatro mundiales con dos oros incluidos, se mostró superior desde el primer asalto, que ganó por 6-2, y mantuvo la ventaja hasta el tercero, cuando sentenció con una tarjeta favorable de 9-2.

En semifinales, Sapiyev se enfrentará el viernes al ruso Andrey Zamkovoy.

El anzoatiguense se despidió sin embargo con un buen balance, tras las victorias sobre el sudafricano Siphiwe Lusizi y el iraní Amin Ghasemi. Su compañero, el peso medio José Espinosa, cayó en primera ronda, mientras que Karhla Magliocco también se quedó a las puertas de una medalla en boxeo femenil.

"Era un rival muy duro. Me faltó golpearle más al contraataque, aunque un par de veces le pegué duro. Al final acabé un poco cansado", comentó el venezolano. "Hice lo que pude, y creo que realicé una buena pelea. Estoy muy agradecido por el octavo lugar. No estaba en el pronóstico, aunque yo quería más".

"Ahora descansaré con mi familia, de la que me acuerdo mucho, y luego pensaré en mi futuro. Me voy con buen sabor de boca de estos Juegos y no descarto repetir en Brasil 2016", agregó.