El diplomático holandés Maurits Jochems será el próximo representante civil de la OTAN en Afganistán, un cargo en el que sustituirá al británico Simon Gass y desde el que coordinará con las autoridades afganas la transición en el país, según anunció hoy la Alianza Atlántica en un comunicado.

"Nuestra misión en Afganistán está en una fase muy importante y espero ayudar a garantizar que la transición se desarrolla sin problemas", señaló en la nota Jochems, que actualmente es embajador de Holanda en Estonia y que ocupará su nuevo puesto en octubre.

La OTAN prepara la salida de la mayor parte de sus fuerzas de aquí a finales de 2014, cuando prevé que se haya completado el proceso de transferencia de la gestión de la seguridad a las fuerzas afganas.

Según la Alianza, la labor del representante civil pasará por gestionar la coordinación con las autoridades del país en este ámbito y en otros, como la cooperación que la organización mantendrá con Kabul después de 2014.

"El éxito de nuestro misión será vital para asegurar un Afganistán próspero y estable. Ese es mi objetivo", señaló Jochems.

El diplomático holandés ya fue representante civil de la OTAN en Afganistán de forma interina en 2008 y estuvo en Pakistán para coordinar la asistencia de la OTAN al país durante el terremoto de 2005.

Según el secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, Jochems aportará un "conocimiento profundo de Afganistán y de la región" en un momento "crucial" para la misión de la OTAN.

Jochems sustituirá a Simon Gass, que ha ocupado el cargo desde abril de 2011.