Un par de hermanos que terminaron primero y tercero en el triatlón. Una leyenda del ciclismo que conquistó su sexto oro olímpico. Dominio absoluto en la lucha grecorromana.

Vaya día para Gran Bretaña e Irán en los Juegos Olímpicos de Londres.

El país anfitrión ganó cuatro oros el martes para llegar a 22 medallas doradas, y 48 en total, con lo que superó las 47 preseas que conquistó hace cuatro años en Beijing. China y Estados Unidos, las dos superpotencias deportivas, son los únicos países que superan a los británicos, que ya garantizaron su mejor desempeño desde que organizaron los Juegos en 1908.

Alistair Brownlee aportó uno de los oros al imponerse en el triatlón en el famoso Hyde Park, en una prueba en la que su hermano Jonathan terminó tercero.

Otro fue del ciclista Chris Hoy, una leyenda viviente de la pista que se impuso en el keirin para llegar a seis oros en su carrera y convertirse en el británico con más títulos olímpicos en la historia.

"Esta probablemente fue la mejor, ya que este es el final, es la última olimpiada en la que participo, es la última medalla olímpica que puedo ganar, y por todo lo que la rodea", declaró el ciclista de 36 años.

Hoy señaló que le gustaría seguir compitiendo hasta los Juegos de la Mancomunidad Británica en 2014 en su natal Escocia, pero afirmó que está "99,9 por ciento seguro" que son sus últimos Juegos Olímpicos.

El ciclismo de pista bajó el telón en el Velódromo con un abrumador dominio británico, cuyos pedalistas ganaron siete de las 10 medallas de oro que se repartieron.

Irán empieza a ejercer un dominio similar en la lucha grecorromana, en la que Ghasem Rezaei se impuso en la división de 96 kilos para conseguir el tercer oro de ese país en la disciplina.

Los iraníes también embolsaron un metal dorado con el triunfo de Behdad Salimikordasiabi en la división de 105 kilos del levantamiento de pesas.

"Estoy muy contento porque hice que mi pueblo se sienta muy orgulloso", expresó Rezaei. "Es el momento más feliz de mi vida por darle alegría a los iraníes en el estadio y en mi tierra".

Australia duplicó su cifra de oros — de dos a cuatro — gracias a las victoria de Sarah Pearson en los 100 metros con vallas y Anna Meares en la prueba de velocidad del ciclismo de pista.

China sigue a la cabeza del medallero, e incluso aumentó su diferencia sobre Estados Unidos, al llegar a 34 oros, 21 platas y 18 bronces. Estados Unidos marcha segundo (30-19-21), Gran Bretaña tercera (22-13-13), Corea del Sur cuarto (12-5-6) y Rusia está en un sorpresivo quinto puesto (10-18-20).

Ningun país latinoamericano ganó medallas, pero México y Brasil tienen podios asegurados al avanzar a la final del fútbol de hombres. Los mexicanos derrotaron 3-1 a Japón y la "Verdeamarela" se impuso 3-0 sobre Corea del Sur.